Ámate, todo está en tus manos! - Haptonomía, Psicomotricidad, Regulación Emocional
 
La Psicomotricidad


La psicomotricidad es la disciplina que contempla el ser humano como la reunión de tres facetas que interactúan todas las unas sobre las otras: la inteligencia, la afectividad (o las emociones) y la motricidad (el cuerpo). En este enfoque, el cuerpo está privilegiado para poder trabajar en una meta de armonía entre estas tres facetas. La psicomotricidad interviene en primer lugar en el ámbito del desarrollo “normal”, a veces llamado educativo, en todas las edades de la vida pero actualmente sigue más empleada en España para niños pequeños.
 

En efecto queda más patente en la primera infancia que en ningún otro momento: el cuerpo sirve de apoyo a la construcción del psiquismo. Al principio el cuerpo, sus movimientos y sus sensaciones sirven de modelo para la estructuración de la mente (inteligencia y afectividad): la inteligencia del niño es totalmente corporal, y sus emociones nacen y se expresan por medio del cuerpo.



Los psicomotricistas trabajan también en el ámbito de la diferencia funcional, en un enfoque de prevención, reeducación o terapia, para que cada individuo pueda expresar las tres facetas de su personalidad en armonía. El cuerpo propio y todas las técnicas que lo cogen como referente pueden servir al psicomotricista para realizar esta meta: relajación, masajes, artes marciales, Tai Chi Chuan, expresión corporal etc…

Actualmente no dispongo de sala de psicomotricidad que me permita responder a situaciones tan diversas, pero respondo específicamente a problemas de desarrollo afectivo-motor del bebé hasta los dos años.
 
 
Concierta una cita conmigo por mail: julieaxelle@gmail.com o por mensaje Whatsapp al 636 08 95 86.



Un regalito... Para la educación de los hijos con el corazón
 

Si tuviera que recomendar un único libro... sería:
 
"Como hablar para que sus hijos escuchen, como escuchar para que sus hijos le hablen", de Faber y Mazlish.
 
Empieza así: "Yo era una madre maravillosa, hasta que tuve hijos..."
Se lee como una novela, hincha la auto-estima de los padres y les hace mirar a sus hijos con más amor. Y de verdad, puede cambiar vuestra vida familiar...
 
 
 

 
 
 
 

 

Assistant de création de site fourni par  Vistaprint