Acompañamiento Mediante la Afectividad y el Tacto - AMA-T
 
LEXICO
 
La Haptonomía
Creada por Franz VELDMAN, se define como la “Ciencia de la Afectividad”. Originalmente, acompaña los padres a desarrollar una comunicación con el bebé in útero a través de un tocar afectivo, que le dé el sentimiento de su propia existencia y un sentimiento de seguridad afectiva. Tiene aplicaciones varias que se desarrollaron: haptonomía post-natal con bebés, en terapia con niños o adultos, con gente discapacitada, con personas mayores, en cuidados paliativos etc…
 
 
 
 
El Canto Psicofónico
Lo creó Marie-Louise AUCHER, cantante lírica, al descubrir que el canto y el sonido tienen resonancias en distintas zonas del cuerpo humano. Estableció una “escala de los sonidos” (depositada en la Academia de las Ciencias) que da una correspondencia entre zonas del cuerpo y altura del sonido. Desarrolló vocalizaciones y ejercicios para favorecer las tomas de consciencia a nivel corporal, enfocando el ser humano a la vez como remitente y receptor de vibraciones. Se aplica después a canciones del registro tradicional y popular.
 
 
 
 
 
El Canto Prenatal
Creado por Marie-Louise AUCHER, cantante lírica y psicofonista, y Chantal VERDIÈRE, matrona y cantante psicofonista. Lo lanzaron a partir del Canto Psicofónico creado por Marie-Louise AUCHER, con grupos de madres embarazadas, en el mismo sitio donde trabajaba Michel Odent. A lo largo de sus años de práctica, Chantal VERDIÈRE afinó el trabajo de las vocalizaciones y los sonidos para su uso práctico durante el proceso de parto. También se creó un repertorio de canciones específicas del embarazo, además de las tradicionales y populares.
 
 
 
 
 
 
Psicología obstetrical y perinatal
 
Nace del novedoso
empleo de sicólogos en los ámbitos del embarazo, el parto,  y el puerperio, enfocado tanto a la madre, al bebé, o a la familia. Aunque no esté reconocida aún como una rama propia de la psicología como tal, la experiencia de los que la ejercen –en maternidades, neo-natos,  estimulación precoz… - con sus consecuentes resultados permite desde ya valorar su importancia y sus aplicaciones.
 
 
 
 
La Psicomotricidad
La psicomotricidad es la disciplina que contempla el ser humano como la reunión de tres facetas que interactúan todas las unas sobre las otras: la inteligencia, la afectividad (o las emociones) y la motricidad (el cuerpo). En este enfoque, el cuerpo está privilegiado para poder trabajar en una meta de armonía entre estas tres facetas. La psicomotricidad interviene en primer lugar en el ámbito del desarrollo “normal”, a veces llamado educativo, en todas las edades de la vida pero actualmente sigue más empleada en España para niños pequeños.
 
=>
(Este niño es el mismo que él de la foto en incubadora... ¡Cuánto camino!)
En efecto queda más patente en la primera infancia que en ningún otro momento, que el cuerpo sirve de apoyo a la construcción del psiquismo. Al principio el cuerpo, sus movimientos y sus sensaciones sirven de modelo para la estructuración de la mente (inteligencia y afectividad): la inteligencia del niño es totalmente corporal, y sus emociones nacen y se expresan por medio del cuerpo.
Los psicomotricistas trabajan también en el ámbito de la discapacidad, en un enfoque de prevención, reeducación o terapia, para que cada individuo pueda expresar las tres facetas de su personalidad en armonía. El cuerpo propio y todas las técnicas que lo cogen como referente pueden servir al psicomotricista para realizar esta meta: relajación, masajes, artes marciales, Tai Chi Chuan, expresión corporal etc…
Más informaciones sobre la psicomotricidad en Valencia:
 
RECURSOS
 
 
Para la acogida del bebé
 
 
En Australia, antiguamente, cuando la madre aborigen daba a luz, recogía
delicadamente al recién nacido, le miraba a los ojos y le brindaba las
siguientes palabras, las primeras que el nuevo ser escuchaba llegando a la tierra:

“Bienvenido pequeñito. Quiero que sepas que eres amado y apoyado en este viaje. Te hablo del otro lado de mis ojos, desde la eternidad que está  en mi a la que está en ti. Tú nunca estarás solo, tú estás conectado a la Unidad total.  Honro tu decisión de haber venido a través de mí.”
 
Tradicionales palabras de bienvenida (Morgan, 1999:4-5).
 
 
Para la educación de los hijos con el corazón
 
Si tuviera que recomendar un único libro... sería:
 
"Como hablar para que sus hijos escuchen, como escuchar para que sus hijos le hablen", de Faber y Mazlish.
 
Empieza así: "Yo era una madre maravillosa, hasta que tuve hijos..."
Se lee como una novela, hincha la auto-estima de los padres y les hace mirar a sus hijos con más amor. Y de verdad, puede cambiar vuestra vida familiar...
 
 
Assistant de création de site fourni par  Vistaprint